Categorías
Uncategorized

Las ventanas esquineras un estilo vanguardista y minimalista para el futuro

Uno de los elementos que no puede faltar en la construcción de una vivienda, son las ventanas, debido a su gran aporte en la iluminación y ventilación son necesarios para el desarrollo humano, por lo que los diseños son innumerables así como sus materiales, uno de los más vanguardistas son  las ventanas esquineras.

Estas ventanas ofrecen un gran estilo y diseño, por lo que antes de instalarlas se deben evaluar diversos factores importantes para que cumpla con los parámetros de seguridad y de acuerdo a las necesidades de tener un hogar moderno y vanguardista.

Muchos de estos diseños obedecen a una economía sustentable y una edificación con parámetros ecológicos conformándose por dos o más placas de cristal, gas interior o vacío, marquetería de aluminio, madera reciclada y curada, y cuyas formas y ubicación responden a una correcta orientación climática y aislamiento térmico y acústico.

Una ventana esquinera es considerada moderna por su tipo de posición y sirve para iluminar una sala. Una pieza es estrecha y alargada, siguiendo la forma del pasillo que ilumina, para los más osados también se utiliza para las habitaciones.

Con la arquitectura sustentable hay un especial cuidado a las ventanas, debido a que de ellas depende gran porcentaje del calentamiento de una edificación.

Una residencia de grandes dimensiones con una estancia de estilo contemporáneo y un jardín grande con piscinas, terrazas y asoleamientos lucirá muy chic con un ventanal esquinero.

Para  ello las ventanas esquineras se pueden integrar vidrio de alto calibre y resistencia, y la sujeción puede llevarse a cabo por medio de estructuras y cables tensores de acero, para no incluir ningún tipo de construcción sólida que pueda obstruir las vistas.

Igualmente, para brindar mayor seguridad, muchas de estas no suelen abrirse, debido a su gran tamaño, un estilo de panorámica.

Una ventana esquinera también puede abrirse estilo corredizo, las cuales son la opción adecuada para zonas limitadas por muebles.

Su principal ventaja es que no ocupan espacio adicional al abrirse, por lo que suelen ser utilizadas en salones y plantas bajas con salida al jardín. Las principales desventajas de las ventanas corredizas es el aislamiento, ya que carecen de cierre hermético.

Los marcos que suelen utilizarse para este estilo son de aluminio, aunque esto depende  del lugar a colocarlas.

El aislamiento térmico permite que entre en la vivienda una gran cantidad de luz natural sin dejar que la incidencia de luz recaliente la estancia, por lo que es importante, una ventana con doble acristalamiento, la cual ayuda controlar los diferentes grados de protección solar durante el verano y también durante el invierno.

Actualmente, el minimalismo se hace presente en el diseño tanto de interiores como de exteriores a través de la sustentabilidad y minimizar recursos que ayuden a un mejor planeta con productos que ayuden a los procesos ecológicos.

Las ventanas esquineras ofrecen una estética más limpia y transparente, tomando el vidrio mayor protagonismo dentro del estilo, siendo estos vanguardistas con sistemas térmicos para evitar el alto consumo de electricidad al encender los aires o las calefacciones que suele ocurrir con los cambios de las estaciones.

Asimismo si queremos un poco de calor están Las ventanas polarizadas protegen del calor y los rayos UV.

Categorías
Uncategorized

Las ventanas antiguas mucho estilo que aún perdura en el tiempo

Desde la antigüedad, las ventanas han sido parte fundamental de una vivienda, por la fuerte necesidad humana para recibir luz solar, hoy en día es un requisito fundamental  para la fachada de la misma.

Las primeras ventanas estaban hechas con cuernos de animales, los cuales se ablandaban en agua durante un tiempo cercano a los tres meses. Posteriormente, se aplastaban y ensamblaban en los hoyos de las paredes para permitir el paso de la luz. Fue con el paso del tiempo que se comenzó a utilizar la madera.

Este tipo de ventanas son una buena opción para el hogar, la madera es un buen aislante térmico y acústico y es moldeable para realizar diseños y formas, se le agregan pinturas, calados y barnices para evitar su desgaste en el tiempo y los embates del tiempo.

Con el paso del tiempo, las ventanas fueron evolucionando, de tal manera que con la revolución industrial, se incorporó el hierro, acero y el aluminio.

Las dimensiones de las ventanas deben estar en relación directa con el área de la habitación: en una habitación muy pequeña, la ventana tendrá poca área; y por el contrario en una grande, la ventana será de amplias proporciones. Por lo que está en relación directa con la capacidad de la ventana cuyo objetivo principal es ventilar e iluminar cualquier habitación.

Muchos son los modelos de ventanas que surgieron en la antigüedad, uno de ellos, en la época romana, su arquitectura fue muy destacada, cuyo estilo románico es que estas se abren casi siempre en la fachada  o por lo que se conoce como la bóveda y algunas en los muros laterales.

Estas suelen más altas que anchas y su estructura inicial es en arco doble, generalmente plano o de arista viva, apoyado sobre columnitas como las de la portada. Estos arcos están rodeados  con molduras finas dejando su primitiva estrechez.

Es de resaltar que, los romanos fueron los primeros que utilizaron vidrio para las ventanas, pero de forma aislada y no generalizada a toda la población.

En la Edad Media se puso en auge el vidrio con la construcción de los mosaicos de vidrio en la Europa mediterránea y las vidrieras en la zona del norte.

En la época del renacimiento la arquitectura gótica, la arquitectura gótica nació, durante la denominada Edad Media, en la que se puso de manifiesto cambios económicos, sociales y políticos con el incremento de la actividad económica y de la producción agrícola.

Las ventanas de este periodo suelen ser como las románicas de arco apuntado, en la cual se observa el verdadero ventanal gótico amplio y decorado en su parte superior con hermosos calados de piedra, los cuales se forman de rosetones combinados, siempre sostenidos por columnas o parteluces.

En el siglo XIV el diseño se vuelve más intrínseco en la que se va multiplicándose los rosetones y adelantando ya el XV se combinan las líneas formando curvas serpenteantes constituyendo el calado flamígero.

Actualmente, la ventana está presente en las fachadas de los edificios, constituyendo uno de los elementos primordiales para su composición estética y brindar una mayor ventilación y luz solar.

Otro de los estilos más solicitados son Las ventanas sobresaliente un estilo arquitectónico moderno y vanguardista.