Categories
Uncategorized

Ventanas rusticas de madera un material muy útil y versátil

La madera es un elemento tradicional, usado desde la antigüedad para la construcción de ventanas y puertas, la cual era tratada con barniz o pintura para mejorar su durabilidad ante los diversos cambios climáticos.

En los inicios las ventanas de madera eran en forma de cruz, para proteger los vidrios de las fuertes ventiscas y dentro de las principales funciones que cumple una ventana es la de ventilación debido a que permite a través de ella la comunicación del interior de la estancia con el exterior.

La madera es un material con distinta elasticidad según la dirección de deformación, cuyo contenido se encuentra en el tronco del árbol, al igual que  según su especie, las cuales cambian dependiendo de su origen.

Esta puede variar según su dureza, por lo que existen la madera dura, las cuales son más densas que se dan en arboles de crecimiento lento, entre estas se encuentran el roble, el fresno, el álamo y nogal.

También existe la madera blanda, que son de crecimiento rápido, siendo su manipulación mucho más sencilla, como el abeto, pino, cedro, entre otros.

Existen una gran variedad de tipos de ventana de madera, entre las cuales se encuentran las de madera laminada, las cuales se obtienen adhiriendo las láminas de madera por las caras.

Asimismo, están las combinadas con el aluminio, las cuales ofrecen sus ventajas, debido a que la madera aporta un aspecto cálido y el aluminio la resistencia a los embates del tiempo, por lo que la hace perdurables en el tiempo.

También están las contraventanas, las cuales brindan mayor seguridad a este elemento arquitectónico, debido a que genera mayor resistencia al viento, en localidades donde se generan cambios climáticos bruscos, y la presencia de vientos huracanados que pueden azotar los hogares.

Las de elegancia colonial, es muy particular, el cual contienen muchos elementos, como la madera, el acero inoxidable y el vidrio, para brindar un estilo antiguo al hogar.

También están de marcos anchos, la cual se puede colocar en aquellas casas que tengan lindos paisajes como el campo o la montaña, debido a que los marcos anchos dan más amplitud del cristal y ofrecen mayor visibilidad.

Entre sus desventajas se encuentran en que es un material muy inflamable, por lo al momento de un incendio, el fuego se absorbe de forma muy rápida.

Con la humedad la ventana puede dilatarse y curvarse, por lo que si no es tratada con tiempo esta puede pudrirse y deteriorarse.

Para las ventanas de madera se utilizan cierto tipo de cristal como el simple el cual consta de 5 milímetros de grosor, también el de doble acristalamiento, la cual combina dos o más hojas separadas por una cámara de gas. Este tipo de cristal también puede ser térmico y acústico para evitar el exceso de calor o frio, y el sonido.

Este tipo de ventana permite reducir el aire acondicionado, por lo que es una mejora para la conservación del ambiente, aunque por otra parte la madera propicia la tala de árboles para su construcción.