Categories
Uncategorized

Ventana de termopanel una alternativa para mejorar el ambiente

La ventana es un elemento de origen arquitectónico que se ubica en la pared, a una altura muy por encima del suelo y tiene como objetivo brindar iluminación y ventilación a un determinado espacio de una vivienda tanto casa como apartamento.

En el hueco se delimitan dos piezas a los laterales de forma vertical en el que se debe colocar una pieza que servirá para escurrir el agua cuando llueve y un arco en la parte superior, en algunos casos, dependiendo de la forma que tenga este elemento o un dintel o cargadero que la sostiene dentro del marco, lo que permitirá un agarre.

El proceso de cierre se produce mediante un bastidor que va sujeto a las caras interiores del hueco, la cual va fijada mediante un proceso de herraje.

La funcionalidad de las ventanas de termopanel este elemento principalmente es la de llevar ventilación a los espacios y conectar al interior con el exterior, por lo que su sistema de cierre debe ser eficaz, el cual va a depender del modelo  en armonía con el diseño del espacio interior.

Estas ventanas pueden ser de varios modelos como de corredera cuando se desliza de forma horizontal en su eje, abatible o batiente cuando se apoyan con las bisagras para darle movimiento de forma vertical (vaivén), de guillotina cuando la hoja se desliza de arriba hacia abajo o viceversa, pivotante cuando se gira de forma vertical u horizontal desde el centro del marco y fija cuando no se pueden mover.

Entre los materiales que se pueden utilizar para las ventanas de termopanel son madera, acero y aluminio, este último muy utilizado, debido a que es un metal  más ligero que el hierro y no se oxida ante la acción de los agentes atmosféricos, ni necesita mantenimiento alguno, por lo que suele ser más accesible y económico en su adquisición.

Actualmente, para la mejora del aislamiento térmico, dentro de las ventanas de termopanel se deben colocar dentro de los perfiles unas pletinas aislantes realizadas en poliamida que actúan como barrera entre el interior y el exterior de la ventana, este aislamiento se le conoce como termopanel o doble vidriado hermético (DVH), una estructura compuesta por dos cristales de distinto espesor separados por una cámara de aire seco.

Los expertos aseguran que las cámaras de aire seco que requieren las ventanas de termopanel se deben lograr mediante unos separadores de aluminio con unas pequeñas perforaciones que dan hacia el interior de la estructura, las cuales tienen la capacidad de absorber la humedad existente en el interior de la estructura una vez ensamblada.

Las ventanas de termopanel pueden ser con separador de aluminio, con separador flexible con sello secundario o sin sello.

Este tipo de ventanas a parte del beneficio del aislamiento térmico en cambios bruscos de temperatura, también cuenta con un aislamiento de sonido, el cual se puede lograr con un vidrio acústico.

Este vidrio es un cristal compuesto en el exterior por dos láminas unidas entre sí y una capa de plástico diseñada para reforzar el aislamiento acústico, a través de una cámara de gas inerte y un segundo vidrio interior, que puede ser simple transparente o mate al ácido para brindar más privacidad al interior del hogar.