Categories
Uncategorized

Ventanas de aluminio un material seguro y económico

Debido a su versatilidad y economía, el aluminio se ha convertido en un material adecuado para la construcción en carpintería metálica, uno de ellas son las ventanas.

La carpintería metálica suele referirse a las empresas dedicadas a la fabricación de elementos como el  acero, el hierro y el aluminio, entre otros.

Una de las principales funciones de la carpintería era la construcción de puertas y ventanas.

Con la aparición de nuevos materiales para la elaboración de estos elementos la de madera se ha ido sustituyendo por el aluminio o PVC.

Una de las principales características de este elemento arquitectónico es que debe ser cristalina para que pueda permitir el paso de la luz a su través las hojas.

En épocas anteriores, para evitar el exceso de iluminación y que no existía el aislamiento térmico se originó el uso de las persianas y cortinas que permiten obtener mayor privacidad dentro del interior del hogar.

Las ventanas construidas en este material, reducen en más del 50% la pérdida de energía, debido a ello se ahorra un 40% en calefacción y regulación climática.

Existen una gran variedad de ventanas de aluminio, en primer lugar la simple, la cual se le conoce como serie fría, la cual produce una baja capacidad de aislamiento térmico y acústico, por lo que estas se utilizan para las contraventanas y cerramientos donde no sea necesario el aislante.

También existen las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico, en la que los componentes internos son separados de los externos, mejorando el aislamiento térmico, en gran medida que la anterior.

Las de aluminio abatible superior son conocidas por poseer varillas de poliamida reforzadas por la fibra de vidrio.

Entre sus ventajas está el rendimiento de la capacidad de aislamiento térmico. Igualmente, limita la condensación cuando hay presencia de una humedad elevada dentro del espacio.

Igualmente dentro de sus ventajas, está el mantenimiento sencillo solamente aplicando agua y jabón, por lo que se proyecta una larga duración y buena estabilidad estructural. A diferencia de las de maderas, estas no son inflamables.

El aluminio aleado con otros metales, se utiliza para la creación de estructuras portantes en la arquitectura y para fabricar piezas industriales de todo tipo de vehículos y calderería. También para enseres domésticos tales como utensilios de cocina y herramientas.

En el caso de las ventanas, ofrecen mayor seguridad, debido a  su robustez con refuerzo interior,  los cuales van unidos a los herrajes proporcionando un trabajo de carpintería seguro y resistente.

Para la construcción de ventanas, también se ha incluido el Alón u oxinturo de aluminio, el cual es una cerámica policristalina transparente con estructura cristalina cúbica de espinela compuesto por aluminio, oxígeno y nitrógeno.

Este material es ópticamente transparente, por lo que puede fabricarse con forma de ventanas transparentes, al igual que placas, cúpulas, varillas y tubos, utilizando técnicas para el procesamiento de polvos cerámicos convencionales.

Los polvos cerámicos se conforman por la densificación por calentamiento en un horno para ser fundidos y moldeados, y su pulido mejora la resistencia del impacto.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *